Alfaz del Pi

Los maquiavelos del 4-M.-

ABC Suscriptores
Buenos días, MANUEL RAFAEL«Todo eran esloganes que al día siguiente se contradecían entre sí. Se inventó un lenguaje sugestivo, fuertemente emocional, y luego lo llevo a la política». «…es la ilusión de que un individuo haga una radical simplificación de la complejidad de la realidad». No, no son algunas de las muchas frases que, a modo de epitafio, trataban ayer de explicar el ascenso y caída de Pablo Iglesias. Son reflexiones del escritor Antonio Scurati en la entrevista que publicamos a raíz de la publicación de su biografía sobre Benito Mussolini, «el inventor de la figura del líder populista». Con frecuencia los extremos se tocan y a veces la Historia traza sorprendentes coincidencias entre movimientos de diferentes épocas y países. Hasta en Moncloa hay una sensación de alivio con la salida de Iglesias, pese a la debacle del PSOE en Madrid. Como subraya nuestra editorial: «el líder de Podemos, el político más destructivo y tóxico en décadas, se va expulsado por la democracia». Efectivamente, en el análisis poselectoral que publica ABC queda claro que Iglesias elevó el trasvase de votos al PP al plantear el debate democracia-fascismo. La ventaja de Ayuso creció en la última semana al situarse al margen de la polarización. Es decir, consiguió ganar el centro. Ahí acertó su estrategia. Muy recomendable en este sentido el reportaje sobre la batalla de los nuevos maquiavelos, los gurús de los partidos. Esta vez Iván Redondo ha salido noqueado.Adolfo GarridoAdolfo GarridoSubdirector de ABC