Alfaz del Pi

El Ayuntamiento de l’Alfàs reconoce a la Fundación Klein-Schreuder con la entrega del Premi L’Alfàs 2021

viernes, 16 abril 2021

Hoy viernes, 16 de abril, l’Alfàs del Pi conmemora su constitución como municipio tras segregarse de la Baronía de Polop, hecho que tuvo lugar tal día como hoy de 1836, hace ya 185 años. Y coincidiendo con esa conmemoración, el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha hecho entrega del Premi L’Alfàs 2021 a la Fundación Klein-Schreuder por la labor altruista de apoyo al arte que realiza esta entidad desde hace ya más de 20 años.

El Ayuntamiento de l’Alfàs institucionalizó el Premi L’Alfàs en 2010 para reconocer la trayectoria de personas, colectivos y entidades que, de una manera u otra, destacan por su aportación a la sociedad alfasina, ya sea en el campo de las artes, la historia, la cultura o la economía.

En esta ocasión, el premio ha recaído en Johannes P. Klein y Johanna Schreuder, responsables de la Fundación Klein-Schreuder, quienes llegaron a l’Alfàs del Pi a mediados de la década de los 90 del siglo pasado para establecerse en el municipio, donde han creado con mucho esfuerzo uno de los rincones artísticos y medioambientales más interesantes de la comarca: el Jardín Escultórico Klein-Schreuder, en el que conviven más de 2.000 especies vegetales procedentes de distintas partes del mundo y diferentes piezas y grupos escultóricos de reconocidos artistas nacionales e internacionales.

Ha sido precisamente en este singular espacio, situado en el camí del Pinar, donde se ha realizado el acto de entrega del Premi L’Alfàs 2021 a Johannes P. Klein y Johanna Schreuder, galardón que han recibido de manos del alcalde, Vicente Arques, y del concejal de Cultura, Manuel Casado.

“Este premio se creó para poner en valor el patrimonio de nuestro municipio. Este año queremos reconocer la magnífica labor que la Fundación Klein-Schreuder realiza por fomentar la cultura y el arte”, ha explicado Vicente Arques. “Un lugar que se ha convertido en una parte fundamental de la cultura de nuestro municipio”, ha añadido Manuel Casado.

Tanto Johannes como Johanna han querido agradecer al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi la entrega de este premio, “por la confianza y la devoción que muestran hacia nuestra Fundación, después de 20 años de trabajo duro y mucha inversión, que han permitido crear el jardín que pueden ver hoy, reconocido recientemente como uno de los diez más bonitos de la Comunidad Valenciana”.

El Premi L’Alfàs se entrega durante la celebración de la Semana Cultural l’Alfàs amb Història. Entre los premiados en ediciones anteriores se encuentran el Club Noruego, la Sociedad Musical La Lira, la Asociación de Amas de Casa de l’Alfàs, Concha Devesa, la familia Mendoza, Vicenta Devesa, la familia Pérez Iborra, José Soler, los fundadores del Festival de Cine de l’Alfàs, Lola Ferrándiz, Isabel Berenguer, Ángel Mas y Paco Torrecillas.

La Semana Cultural l’Alfàs amb Història se celebra desde 2012. En ediciones anteriores, estas jornadas han girado en torno a aspectos como el pino de la plaza Mayor, el faro de l’Albir, los recuerdos escolares de los alfasinos, el Santísimo Cristo del Buen Acierto, el Reg Major de l’Alfàs y Benidorm, la cocina tradicional del municipio, el Festival de Cine o la evolución de los oficios tradicionales de l’Alfàs.

Este año, las concejalías de Cultura y Patrimonio quieren dedicar estas jornadas al recién inaugurado Molí de Mànec, donde el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha llevado a cabo un proyecto de rehabilitación y puesta en valor, convirtiendo este molino harinero en un recurso cultural y turístico que se añade al rico e importante patrimonio cultural e histórico del municipio.

Así las cosas, se ha programado una jornada de visitas guiadas, que tendrán lugar mañana sábado 17 de abril. Habrá tres sesiones: la primera a las 10 de la mañana, en inglés, y las otras dos a las 11 y 12 horas, en español, todas ellas para grupos reducidos. Las personas que estén interesadas en asistir deben inscribirse a través de la dirección de correo electrónico museovillaromana@lalfas.com. La actividad es gratuita.

La historia del Molí de Mànec se remonta a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Durante la visita, se explica cómo estaba organizado el molino, con una planta superior destinada a la vivienda del molinero y de su familia, y una planta inferior, donde se ubicaba la maquinaria y demás elementos necesarios para molturación del grano.

La Universidad de Alicante se ha encargado de las reconstrucciones virtuales, tanto del entorno como de la maquinaria y volúmenes, un trabajo que permite al visitante adentrarse en las instalaciones y conocer todo el proceso de transformación del grano en harina, siguiendo el recorrido del agua.