Alfaz del Pi

Alfonso F. Mañueco: “Convertir las elecciones de Madrid en unas generales es un error”

ENTREVISTA Presidente de la Junta de Castilla y León

Alfonso F. Mañueco: "Convertir las elecciones de Madrid en unas generales es un error"

PREMIUM

  • LUCÍA MÉNDEZ

Actualizado Domingo, 11 abril 2021

Acaba de verse reforzado al superar una moción del PSOE que fracasó. Gobierna con Ciudadanos, socio que algunos disgustos le da, aunque sin consecuencias graves. Francisco Igea es un vicepresidente muy intenso. Alfonso Fernández Mañueco es un hombre sosegado al frente de una de las comunidades más castigadas por la pandemia.

Por edad, a usted no le toca la vacuna de AstraZeneca. ¿Se la pondría?No me toca por edad, pero no tendría problema en ponérmela.¿Los ciudadanos tenemos motivos para estar tranquilos o más bien para estar inquietos después del caos que se traen con las vacunas?Los ciudadanos deben estar tranquilos. La garantía de las vacunas está fuera de toda duda, los que tenemos responsabilidades hemos de explicar mejor las cosas. Es verdad que cada país está tomando sus decisiones. Creo que todas las vacunas son de mucha calidad, pero la Agencia Europea del Medicamento tiene que dar mensajes más contundentes y con más claridad. Ha dado demasiados vaivenes.Ustedes también. ¿Por qué el Gobierno que usted preside suspendió la vacunación en Castilla y León?Siempre hemos adoptado el criterio de la salud de las personas. Se había trasladado que la decisión sobre AstraZeneca estaba pendiente, pero avanzada en la línea de poner restricciones por edades. Parecía razonable por el principio de precaución esperar a que la Agencia Europea del Medicamento se pronunciase y tomara la decisión.Las comunidades han defendido su propia autonomía muchas veces en este año de gestión de pandemia.La pandemia ha puesto a prueba el Estado autonómico. Tenemos que aprender y mejorar el diálogo y los instrumentos de coordinación del Gobierno con las comunidades. En España tenemos que funcionar como otros estados federales.Castilla y León ha sido una de las comunidades más golpeadas. ¿Saben por qué?. Son múltiples las causas. Tenemos una gran superficie, estamos abrazados por ocho comunidades autónomas, y muy cerca de otro país, Portugal. El ser tan grande y estar en el medio de España hace que las influencias lleguen por todos lados. Las olas van y vienen, suben y bajan, el virus ha venido por los lugares más abiertos. La edad también es muy importante, la mayoría de los fallecidos tienen más de 70 años, y las provincias de Castilla y León están entre las 15 con mayor población de 70 años. Tenemos que mejorar el sistema residencial. Somos un lugar de paso.Pero se supone que las comunidades autónomas están cerradas. Perimetradas, según el lenguaje oficial.Se supone poner puertas a las comunidades es complicado.El Partido Popular pone como ejemplo de gestión a Isabel Díaz Ayuso por mantener abierto el comercio y la hostelería, mientras que el resto de las comunidades, también las del PP, cerraron.El Gobierno de la Comunidad de Madrid es el paradigma del crecimiento y se pone como ejemplo. Yo me alegro por Isabel Díaz Ayuso y la felicito, pero si uno analiza las cifras, nuestros datos son mejores que los de la Comunidad de Madrid.¿Ah, sí?Sí, hemos buscado el equilibrio entre salud y economía. Hemos sufrido toda España, pero en Castilla y León hemos resistido mejor. Nuestro PIB ha caído un 6,9%, menos que el 7,9% de Madrid y el 9,1% de toda España; la tasa de paro es del 11,61%, casi dos puntos inferior a la de la Comunidad de Madrid, y hemos cerrado 2020 con un superávit del0,04 del PIB. Teníamos claro que la seguridad sanitaria era lo mejor para la reactivación económica. Sé que hay un gran sufrimiento en el sector de la hostelería, porque hemos tenido que tomar medidas impopulares para garantizar la protección de las personas y del sistema sanitario público.¿Quiere decir que, aun habiendo cerrado durante meses la hostelería, se puede evitar la ruina, al contrario de lo que sostiene la presidenta madrileña?Cada comunidad es distinta y tiene sus peculiaridades. La población de Madrid es el triple de la nuestra. Está más concentrada, nosotros tenemos muchas ciudades. El sistema sanitario madrileño puede adaptarse mejor a las circunstancias, más hospitales y más camas en menos superficie. Eso permite tomar otro tipo de decisiones. Cada uno hemos ido aprendiendo.La estrategia del PP con el estado de alarma es algo compleja. Votó en contra de las últimas prórrogas y ahora que se va a terminar también se queja.Es el presidente del Gobierno el que tiene que mover ficha. Está pensando más en las elecciones de la Comunidad de Madrid, y lo que tiene que hacer es pensar en el interés de toda España. Debe iniciar un proceso de diálogo con los partidos y las comunidades autónomas.¿Cree que el estado de alarma debe prorrogarse?No sabemos cómo vamos a llegar a ese momento, ni el porcentaje total de población que estará vacunado.¿Le parecen fiables las previsiones del calendario de vacunación que presentó el presidente del Gobierno? ¿El 70% de la población vacunada después del verano de 2021?No, el proceso va a ir un poco más lento. Pedro Sánchez sale para dar buenas noticias, pero cuando no se cumplen esas buenas noticias, se esconde. Es una decepción como presidente.¿Por qué piden una ley que permita a las comunidades suspender derechos de los ciudadanos y no les vale el estado de alarma de la Constitución?Lo que hemos dicho es que la legislación sanitaria se ha visto superada por la pandemia. Pablo Casado ha tendido la mano para trabajar en una herramienta ordinaria, sin necesidad de un estado excepcional. Necesitamos una legislación que sea más fácil de gestionar por las comunidades.¿Tiene idea de qué pasará el día 10 de mayo cuando venza el estado de alarma?No se sabe y el Gobierno debería ser responsable, tener un plan b y un plan c. Si no hay modificaciones, no habrá toque de queda, se podrá viajar entre comunidades y las restricciones de reuniones también serán más complicadas para las comunidades autónomas.Un año después y viendo las dificultades de gestión en España y en todo el mundo, ¿fue un error convertir la pandemia en un asunto de confrontación electoral?La pandemia es una desgracia mundial que ha vivido nuestra generación, como nuestros padres vivieron la Guerra Civil. Los mayores llevan un año metidos en casa, los jóvenes han tenido que renunciar a su ocio y cualquier búsqueda de la confrontación es un horror. Creo en la política de tender puentes, y más especialmente en estos momentos.No me dirá que el PP no ha hecho de la pandemia el motivo fundamental de oposición contra el Gobierno central.Yo creo que ha habido tensión, pero Pablo Casado ha estado colaborando en la primera ola y ha propuesto varios pactos de Estado. Todos tenemos que ayudar a rebajar la tensión, mi partido y yo mismo el primero. Por eso cuando Sánchez dio la orden de poner la moción de censura me pareció una irresponsabilidad y un error.¿Qué ha dejado esa moción de censura del PSOE?Perdió Sánchez y ganó Castilla y León. Dejó a Sánchez derrotado, y a los delegados de Sánchez, totalmente desprestigiados. Lo que ha hecho es proyectar a este Gobierno del PP y Ciudadanos hacia el futuro. Tenemos un proyecto para esta tierra.¿La relación con sus socios de Ciudadanos es buena?Es una relación buena. Debatimos los asuntos. Son un socio leal. Hace días vino a verme Inés Arrimadas y le trasladé el compromiso de no convocar elecciones en los dos próximos años y ella me trasladó el suyo de no apoyar ninguna moción. Confiamos los unos en los otros.Hay como un doble juego en el PP. Comparten gobiernos autonómicos, pero en la dirección nacional tienen ustedes a gente pescando cargos de Ciudadanos. Toni Cantó es el último.Yo sólo he hablado con la dirección nacional del partido para decirles que aquí las cosas están funcionando bien. Y que entendemos que nuestro compromiso es hablar con los votantes. Que nadie interprete que estamos haciendo entreguismo, yo quiero que gane Isabel Díaz Ayuso las elecciones, pero nuestro objetivo en Castilla y León va a ser negociar con los votantes. Muchas veces fichar a una persona no tiene por qué traer los votos.Usted no es de fichajes…Ni lo veo, ni es conveniente.Dice que Pedro Sánchez no toma decisiones debido a que hay elecciones en la Comunidad de Madrid. ¿Cómo se ve desde fuera la estrategia de los partidos de convertir estas autonómicas en una especie de generales?Madrid es una parte muy importante de España.Su compañera Isabel Díaz Ayuso dice que Madrid es España.Mmm Sí. Vale…Entiendo.Es la capital de España, qué voy a decir yo que estamos al lado, y lo que significa Madrid es muy importante. Pero éstas son las elecciones de Madrid y de los madrileños. Convertir las elecciones en Madrid en unas generales me parece un error. España es mucho más que Madrid. Es mucho más diversa que la Comunidad de Madrid. He visto con mucho disgusto los últimos acontecimientos violentos.La presidenta madrileña optó por convocar elecciones y usted no lo hizo, aun cuando le iban a presentar una moción de censura. ¿Cree que hizo bien Isabel Díaz Ayuso?Yo puedo hablar de mi experiencia. No sé las circunstancias de Madrid. Parece que había un proceso de ruptura interna de Gobierno. Yo tenía tomada una decisión, ocurriera lo que ocurriera, de no convocar elecciones. Lo hablé con el presidente de mi partido. En estas circunstancias no podía someter a la comunidad a unas elecciones.¿Cuál cree que es la clave del éxito de la candidata? Doblará el resultado de las últimas elecciones, según los sondeos.Por un lado, la naturalidad con la que actúa y sus mensajes que conectan con la gente. Por el otro, con su gestión está demostrando que es capaz de aglutinar una mayoría de centroderecha en torno al PP. Tiene un perfil muy marcado, pero ese modelo no puede trasladarse al resto de España.¿Le parece acertada la estrategia de la actual dirección nacional del Partido Popular para unificar el centroderecha?Mi objetivo es conseguir la unidad de los votantes, con quien tenemos que hablar nosotros es con los votantes. A quien hay que convencer con nuestra gestión es a los votantes.Es lo que dice Aznar, que también presidió la Junta y ocupó el mismo despacho que usted.[Hace una pausa con gesto irónico] Me has descubierto. El PP contemporáneo es el PP de Castilla y León, este lugar donde estoy tiene mucha Historia.Hay jaleo interno en el PP a propósito de los congresos provinciales de la renovación impulsada por el secretario general. ¿Cómo van las cosas por aquí?El PP de Castilla y León es muy fuerte. Tiene muchos militantes y muchos gobiernos municipales. De cara a los congresos provinciales, creo que lo importante es que las personas elegidas sean las adecuadas. No tenemos que hablar de nosotros mismos, tenemos que ser capaces de buscar a los mejores, a los que presentan una buena hoja de resultados electorales. La dinamización interna es importante, pero más lo son los resultados electorales. No se trata de negociar en despachos, sino en las organizaciones. Hemos celebrado los congresos de Ávila y Valladolid con acuerdo. Pero tampoco pasaría nada porque hubiera dos candidaturas en algún sitio.Por ejemplo en Salamanca, que es su provincia.Por ejemplo. Y sería un error que se interpretara como un conflicto entre la dirección nacional y la dirección regional. Los problemas de Salamanca se deben resolver entre los salmantinos. Desde 1991, no se ha perdido ningún proceso electoral en Salamanca, y la unidad ha sido la principal fortaleza del PP. Quien vaya contra la unidad del partido en Salamanca, va contra el proyecto colectivo del partido y contra lo que yo represento.Se ha publicado que Teodoro García Egea quiere hacerle a usted la pascua.Es muy difícil llevarse mal conmigo. Soy de talante conciliador y siempre busco el entendimiento.¿El triunfo de Isabel Díaz Ayuso será bueno para Pablo Casado? Ya sabe que hay opiniones distintas sobre esto porque la candidata va un poco por libre.Ayuso tiene una personalidad propia, pero el problema para el PP sería el contrario, que no gobernara. Un partido se construye a base de victorias electorales. Una victoria de Ayuso ayudaría a Pablo Casado. Él mismo lo ha dicho. Ayuso conviene a Madrid y conviene a España.