Alfaz del Pi

El adinerado Iglesias

COMENTARIOS LIBERALES

Opinión

PREMIUM

  • FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS

Actualizado Martes, 6 abril 2021 – 

Ver 20 comentarios

Iglesias salió de Vallecas diciendo que nunca se debe confiar en quien abandona el barrio y ahora llega a acabar con la pobreza

Iglesias, durante su acto de campaña el viernes en Vallecas.
Iglesias, durante su acto de campaña el viernes en Vallecas.D.G.EFE

Llega un cochazo con escolta a algún lugar del sur de Madrid. Al frente, el chófer mira impertérrito hacia adelante, mientras otro empleado, mayordomo o escolta, abre la puerta de atrás, inclinando levemente la cabeza. Se abre del todo el coche -ya digo que es grande- y se apea un tipo barbichoto, coletudo y cuarentón, ataviado a lo Paquirrín, con una sudadera mostosa en la que pone Fariña. Podría ser Narcos Gomorra y el tipo sería un camello del barrio que ha prosperado y viene a traer regalos a la familia, dejarse adorar por los jóvenes y presumir de cómo le ha ido: en pocos años, millonario. La sonrisa desportillada envía ese mensaje: “quién me ha visto y quién me ve”. El potentado es Pablo Iglesias, que salió de Vallecas diciendo que nunca se debe confiar en quien abandona el barrio y ahora llega a acabar con la pobreza. Viene con su gente, hace un vídeo contra Ayuso y el capitalismo salvaje, y, mientras lo suben a las redes, vuelve al automóvil, camino de su mansión.

Días antes, Isa Serra, la candidata de su partido desalojada por él de la cabeza de lista y condenada por agredir a una policía (“puta, hija de puta, cocainómana, que te follas a todos los policías, si tuvieras un hijo te debería volar de un tiro la cabeza”), protagonizó, muy maquillada y bien iluminada, un vídeo sesentero, como el de la Coca Cola de Carmen Sevilla, pidiendo dinero para Iglesias “y sin deber nada a los bancos”. En realidad, pide ingresarlo en un banco, la Caja de Ingenieros, que obsequió a Iglesias con el casoplón de Galapagar, valorado en un millón de euros, a mitad de precio y con una hipoteca que ningún banco daría. Si hubieran rifado otro casoplón sería más creíble el millón de euros en donaciones en un rato.

¿Y si no le votan? ¿Y si, aunque le voten, no da para tanto lujo? Daniel Lozano cuenta, de fuentes sociatas, que la cláusula secreta de su salida del Gobierno es un puesto vitalicio como ex-vicepresidente en el Consejo de Estado. Sueldo: 12 mensualidades de 14.294,52 €; un complemento de destino de otras 12 mensualidades de 24.984,00 €; otro específico de 14 mensualidades y 38.894,66 euros; una paga extraordinaria semestral de1.540,40 €; otra extraordinaria semestral como complemento de destino de 4.164,00; y un complemento de productividad de 23.801,2. Total, que no lo ahorcan por menos de 107.678,86 euros.

Este no baja del coche.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s