Alfaz del Pi

Athina Onassis, una desgraciada niña rica 46 años después de la muerte de su abuelo

GENTE

Athina Onassis
Athina Onassis – Gtres

La única descendiente directa del fallecido magnate origen griego intenta llevar una discreta vida en sus instalaciones de Valkenswaard (Holanda), centrada en sus clases de hípica

ABC

MADRID 

Actualizado

NOTICIAS RELACIONADAS

Athina Helene Roussel Onassis (36 años) es la única descendiente directa del fallecido magnate de origen griego Aristóteles Onassis y su esposa Athina Livanos. La amazona está divorciada del apuesto jinete brasileño Álvaro de Miranda Neto, más conocido como Doda Miranda (49 años) e intenta llevar una discreta vida en sus instalaciones de Valkenswaard (Holanda).

Mientras tanto, su ex marido -con el que estuvo casado once años hasta su discreta separación en 2017, supuestamente por sus infidelidades- volvió a contraer matrimonio con la también brasileña Denise Severo, que es una conocida presentadora de televisión. Con ellos vive la hija de Doda, Vivianne, que durante muchos años se crió bajo los cariñosos cuidados de Athina entre Brasil y Bélgica. De su mediático divorcio, nada se supo sobre la decisión final de los tribunales belgas sobre su separación, pero si que Doda no recibió la compensación económica que exigía -lo firmado en el acuerdo prematrimonial que era un millón de dólares por año de matrimonio; en total y en euros, cerca de 9,5 millones y también 320.000 euros al mes de manutención-, sino mucho menos.

Athina Onassis y Doda
Athina Onassis y Doda – Gtres

«Una muñeca de acero». Así describió el empresario griego Alexis MantheakisAthina cuando tan solo tenía 13 años de edad. Mantheakis ejerció durante décadas como portavoz de la familia Roussel, contratado por el padre de Athina, el acaudalado playboy francés Thierry Roussel, cuarto y último marido de la malograda Christina Onassis (1950-1988). Definía, con aquella metáfora, el fuerte carácter de una riquísima heredera con aspecto frágil.

Con tan solo 18 años se fue a vivir con el que se convertiría años después en su marido. Aunque les separaban bastantes años -Doda nació en 1973 y Athina en 1985-, les unió durante más de una década el amor que ambos sentían por la hípica. Tras instalarse en Bélgica, se mudaron a Brasil en 2003; se casaron en 2005 y durante once años de matrimonio transitaron entre Bélgica, Brasil y Estados Unidos, además de viajar para competir en numerosos concursos de saltos por todo el mundo. Con ellos residían Viviane, la hija de Doda fruto de una relación anterior con la guapa actriz Cibele Dorsa; y Fernando, el otro hijo de Cibele, de una relación anterior y que, tras el fallecimiento de sus padres, Doda adoptó. A esos niños Athina les cuidó con todo cariño, como una auténtica madre.

Athina Onassis
Athina Onassis – Gtres

Todo terminó cuando Athina Onassis se enteró de una infidelidad cometida por el jinete brasileño en su casa de Florida (EE.UU.), tras el chivatazo de su personal de seguridad. Fue meses después cuando salió a la luz la doble vida que llevaba el brasileño con la heredera: nada menos que ocho años y medio de relación íntima con una atractiva mujer belga -a quien Mantheakis señala como una escort o chica de compañía-, que comenzó un mes después de su boda con Athina en el año 2005. Tras ser abandonada ocho años y medio después por Doda, del que recibía dinero, viajes y otras atenciones, la belga decidió vengarse y destapar la relación. Al no tener acceso a la propia Athina, pues es una persona muy privada, se puso en contacto con Mantheakis y le contó su historia. Este último pidió pruebas y fue comprobando toda la documentación que la mujer le presentó, que posteriormente depositó en el despacho de su abogado, Thierry Moreau. Sobre esta historia impuso un velo de silencio, en su intento de demostrar lealtad hacia la única descendiente directa del armador Aristóteles Onassis. Fue solo cuando los abogados de Athina confirmaron que había abierto un proceso legal para conseguir el divorcio de Miranda, en mayo de 2016 -«congelando» las cuentas comunes del todavía matrimonio- cuando presentó a Athina y su entorno el detallado informe de esta traición de Doda, que tuvo lugar mientras estaban casados.

Athina Onassis
Athina Onassis – Gtres

En noviembre de 2017, la corresponsal en Atenas de ABC, Begoña Castiella, se puso en contacto con Alexis Mantheakis, quien afirmó que Athina era «una mujer tremendamente bien educada, que controla sus emociones y que aparenta normalidad», y añadió que tras el divorcio, «creo que está muy triste y que ha sido muy traumático. Y ahora se refugia en sus caballos y en unas pocas personas de su máxima confianza». En su opinión, la traición de Doda fue «también un desprecio hacia una esposa que le adoraba».