Benidorm

Benidorm.-NENE… ¡CACA!

Por Corachán

Suele ser una expresión muy normal, cuando un niño hace o trata de hacer algo que no es seguro para su integridad personal o puede causarle algún perjuicio, es un… Nene deja eso, no lo toques… que trata de evitar por vía de urgencia un posible daño o quebranto.

Pero claro una cosa es tener que dirigirse a un niño y otra muy distinta llamar la atención con esta expresión al Alcalde, a su equipo de gobierno y a la oposición. Tan distinta que inevitablemente esa materia perderá su densidad y tomará un aspecto sospechosamente diarreico, debido a la posible presencia de virus corruptores, que van lentamente descomponiendo el Buen Gobierno, van hediendo el ambiente político y pervirtiendo la ética y moral al uso.

Y es que la confianza, en ocasiones, se transforma en desconfianza, en recelo, en sospecha, en “mosqueo”.  Así, llegados a este punto, el mosqueo se transforma en cólera, la cólera en bilis y la bilis hepática en hepatitis. Y hasta aquí podíamos llegar porque esa enfermedad, esa inflamación del parénquima hepático del mosqueado no solamente se origina por tóxicos, por pesticidas, por abuso del alcohol, por los virus A, B, C, D o E, esa inflamación del parénquima, en nuestro caso, es debida al virus politicus. El vp está enquistado en nuestros políticos y a todos los niveles, local, comarcal, provincial, autonómico y estatal, es altamente contagioso entre los políticos y su tratamiento precisa de la intervención judicial inmediata y posterior internamiento en centros penitenciarios. Su contagio no está descrito que se produzca entre la ciudadanía censada,  a no ser que previamente sean palmeros, simpatizantes o afiliados. En casos concretos ha aparecido súbitamente con la llamada “cepa de confianza” (vulgo, cargos de confianza).

A pesar de que la aparición del vp se pierde en los Anales de la Historia, durante los últimos cincuenta años su nivel de virulencia y acrimonia han ido en aumento al ritmo de la libertad, la igualdad y la fraternidad multicolor, hasta alcanzar grados preocupantes. Ejemplos de infectados gravemente por el vp, unos intervenidos, otros en tratamiento, tenemos y muy variados geográficamente (clasificación alfabética): AVE, Acuamed, Banca Catalana, Bankia, Brugal, Bárcenas, CAM, Conde, Divar, Enredadera, ERE Andalucía, Fabra, Guerra, Gürtel, ITV, Imelsa, Malaya, Mercasevilla, Naserio, Nóos, Palau, Púnica, Rumasa, Rus, Troya… Taula  y otras tantas que harían mas tediosa esta relación.

Está meridianamente claro que nos encontramos ante una infección política grave a la que tenemos que poner fin urgentemente e igualmente claro tenemos que un método casero como el de NENE… ¡CACA! puede ser tan eficaz como económico. Manos a la obra que mañana es tarde… y al otro peor.

¿Como está ese asunto del mono-hito? ¿de las plantaciones de octubre a noviembre? ¿de la mal denominada Plaza Triangular? ¿dónde el chocolate espeso de las cuentas claras? ¿que no hay chocolate? ¿que las cuentas no se aclaran? ¡Vamos anda! Aunque tengamos que acudir al Tribunal de Cuentas, ¡queremos las cuentas claras! Y por ende el chocolate lo queremos espeso aunque en ester caso tengamos que pedir ayuda a las estrellas Michelín.

Ahora resulta que como solo debemos 60,000,000,00 € modificamos las obras de la Smart Square (Plaza Inteligente, previamente denominada Triangular) invertimos la minucia, la insignificancia, la bagatela de 11,500,000,00 € (10% del Presupuesto Municipal) plantamos el mono-hito y todos tan contentos y felices… ¿Cómo está eso? Si hace escasamente dos días que se elaboró y aprobó el presupuesto de tan maravillosa obra y antes de terminarla ¿ya estamos modificándola? ¿estaba mal proyectada? ¿la subida del 12 % en los salarios de todos los concejales, se repercute en el aumento  del costo de la obra por terminar? Vamos a ser serios porque con las cosas de comer no se be jugar, veamos yo después de décadas de trabajo obtengo una pensión, pensión que un año mas tarde se ve aumentada en un 0,25 %, paralelamente a ciertos vecinos con mi voto les cedo mi confianza para que administren una parte de mis impuestos y su primera reacción es aumentarse su salario en un 12 % ¿estamos locos, dementes, perturbados? O lo que es peor ¿majaras, chalados o idiotas?. He de decir alto y claro: Nene… ¡Caca! No manipules los fondos públicos.

En ocasiones da la impresión de que los técnicos (funcionarios de carrera) de nuestro Ayuntamiento han conseguido sus títulos en los bancales abandonados de un barranco, y todo lo que no sale bien se carga sobre sus espaldas, quedando el político como un Don Tancredo que en su vida tuvo miedo. Por eso, para evitar lamentables equívocos hay que dirigirse al político. Al político que en lugar de utilizar nuestra confianza, nuestro voto, en  buscar una mejor calidad de vida para los ciudadanos utiliza su puesto como administrador de los bienes públicos, en dotarse de un mejor sueldo, en pagar sus caprichos de última hora con el dinero público y si es incapaz de asumir sus errores y de pasada trata de enriquecerse indebidamente… Nene… ¡Caca!.

José Antonio Corachán Marzal

 Diplomado en Anticorrupción