Benidorm

Benidorm exige casco y seguro en el patinete

  • E. A.

Las sanciones oscilan entre los 80 y los 500 euros de multa, según la infracción. Impide a estos vehículos circular «por las aceras y calles peatonales»

En Benidorm circulan todo tipo de vehículos de movilidad personal.CONCHA FERNÁNDEZ

Los usuarios de patinetes eléctricos en Benidorm deberán ir con casco y tener un seguro, de acuerdo con la ordenanza que ya ha entrado en vigor. La modificación de la ordenanza de Movilidad que regula el uso y circulación de patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal en Benidorm ya ha entrado en vigor, después de publicarse ayer el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

El concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, recordó que esta normativa municipal obliga «a los usuarios de patinetes eléctricos a ir con casco y a tener un seguro de responsabilidad civil», e impide a estos vehículos circular «por las aceras y calles peatonales».

El responsable de Movilidad señaló, en un comunicado, que aunque esta normativa llega más tarde de lo que hubiéramos querido, «ya que fue bloqueada hasta en siete ocasiones en pleno por la oposición la pasada legislatura, somos una de las primeras ciudades en regular la circulación de los patinetes eléctricos y estamos sirviendo de modelo para otros municipios que nos piden que les mandemos nuestra reglamentación para implantarla».

De Zárate informó de que, además de la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil, «con carácter general todas las tipologías de vehículos de movilidad personal deben llevar de forma obligatoria elementos reflectantes, luces y timbres homologados». Por lo que respecta a los ámbitos de actuación, apuntó, «ningún patinete eléctrico ni vehículo de movilidad personal podrá circular por las calles exclusivamente peatonales, ni por las aceras ni por los carriles-bici ubicadas en éstas».

«Sí podrán hacerlo, sin embargo, -prosiguió- por los carriles-bici situados en la calzada. También por la calzada podrán circular en las calles de ‘Zona 20’ y ‘Zona 30’ -calles como Primavera o Estocolmo- respetando las velocidades de estas vías, así como en las calles de plataforma única mixta como por ejemplo el Paseo de Levante. Por lo que respecta a los parques, se permite la presencia de vehículos de movilidad personal que circulen a velocidad de peatón y a los destinados a la carga y descarga de mercancías».

La modificación de la ordenanza lleva aparejado uncuadro de sanciones, que oscilan «entre los 80 y los 500 euros de multa en función de la infracción». De Zárate pidió a la ciudadanía «tiempo para poder aplicar esta ordenanza en toda su extensión»