Benidorm

¿RECICLO YO? ¿RECICLAS TU?…¡NO! ¡RECICLA Él


¿Y quien es él?

¿en que lugar recicla?

¿de dónde es?

¿a que dedica el reciclaje?

Pregúntale

¿porque se queda con mis residuos?

Es un ladrón, que me ha robado la basura

Arregla la bolsa de basura

ciérrala bien que no se abra

El te estará esperando para reciclarla

y yo seguiré pagando la tasa de basura.

Y abrígate, te sienta bien ser basurera

Sonríete, que no sospeche que has pagado

y dejame que vaya preparando los  residuos

Perdóname si te he convertido en basurera.

Y si no te lo tomas así, a lo melodioso, ayudado de la lírica de Luis Perales, y tratas de conformarte con la cruz, mejor dicho, con la tarea que el Ayuntamiento te ha asignado como vecino, ¡vete! ¡vete de mi lado y no vuelvas más!. Cénsate en otro pueblo. Cambia la entrega por la recogida. Cambia el trile por el casino. Cambia el “trenet” por el “AVE”, el carril bici por el tranvía, y sobre todo ten presente que sin querer, queriendo, habrás cambiado de instrumentos… la chirimita por la batuta democrática y el baldeo por la limpieza, como debe ser.

De ser así, podrás cantar desde las callejuelas, por los bulevares, por las avenidas (sin carril bici), por los jardines públicos de tu nuevo pueblo de acogida, la conocida despedida musical:

Adiós muchachos compañeros de basura…

Verás como te sentirás mucho mejor y a pesar de que ya no podrás poner tu sombrilla a las 07:00 a.m. en primera línea de playa, te sentirás cada día mas libre cuando no tengas que sufrir el calvario de la entrega de la basura en el contenedor mas próximo, porque los servicios de recogida de tu nuevo Ayuntamiento seguro que “te la quitarán de las manos”, se llevarán hasta los restos de poda.

Dejemos la ficción, la música y la lírica, y volvamos a la política municipal que es lo nuestro. A fin de cuentas tal como están desde hace años la política y la basura municipales, uno ya no sabe quién es quién, si la política es basura o la basura es política. Tiraremos por la calle de en medio y hablaremos del reciclaje, aplicable a ambos casos para no equivocarnos. Reciclar la basura es simple y llanamente colaborar en el mantenimiento de un medio ambiente sano y saludable. Reciclar la basura de tu casa es buscar un sitio adecuado para depositarla, separando selectivamente los residuos. Es preparar bolsas para depositar en ellas: Desechos orgánicos, vidrio, papel y cartón, envases y plásticos y por último aceites, fármacos y pilas destinados a puntos limpios.

La clasificación que acabo de hace puede generar dudas. Para disiparlas prefiero hablar de lo que no podemos incluir en cada una de las cinco bolsas descritas.

*Bolsa de papel/cartón: Bricks, corcho blanco, manteles de papel sucios.
*Bolsa de cristal/vidrio: Espejos, cristal de ventanas, tapas de botes, tapones, frascos de    medicamentos o productos tóxicos.

*Bolsa de envases/plástico: Botes de productos químicos o de pintura.

*Bolsa de materia orgánica: Aceite de cocina, colillas, excrementos, pañales y productos de higiene.

Pero volvamos al comienzo, no perdamos el hilo de la cuestión, que era y es ¿y quien es él?: Queridos lectores El es ecoembes,  es el reciclador de parte de nuestros residuos urbanos, una entidad formada por grupo de ciudadanos y mas de 12.000 empresas privadas y estatales sin ánimo de lucro, que colabora con las entidades locales para procurar una recogida selectiva en origen. Logra una segunda vida para nuestros envases de cartón, plástico, bricks, latas, etc. y gracias a la colaboración ciudadana consigue tanto la materia prima como rebajar el costo de la selección y recogida en el punto de origen. Con ello reduce la extracción de materias primas y el impacto ambiental que ello supone en el cambio climático. 

Cuando nos preguntábamos y quien es él  ya lo sabemos, como sabemos de dónde es y a que se dedica. Queda meridianamente claro que no es el ladrón que suponíamos y que necesitamos de la mutua colaboración para conseguir un medio ambiente mas sano y saludable. Según comunicado dela empresa Ecovidrio en Benidorm hemos reciclado tres veces mas vidrio que en el resto de la Comunidad. ¿Conseguiremos similar récord con algunos políticos?. Al final resulta que tanto en residuos urbanos como en política quienes quienes de verdad reciclamos, somos nosotros.

José Antonio Corachán Marzal