Alfaz del Pi

CONGRESO DEL PP

Císcar apuesta por la continuidad

(Leido en El Mundo)

SERGIO SAMPEDRO
El presidente provincial del PP, José Císcar, en el momento en el que sube al escenario para dirigirse al auditorio. MANUEL LORENZO

Integra a los dos referentes de Alicante ciudad, Barcala y Castillo, sin desvelar sus preferencias

Reconoce la importancia de Torrevieja y Benidorm manteniendo a Dolón y aupando a Toni Pérez

José Císcar, reelegido presidente del PP alicantino por cuatro años

Con alguna sorpresa pero sin revoluciones en la ejecutiva de José Císcar tras el Congreso Provincial que lo ha reelegido como presidente del PP de Alicante con un 97% de los votos. El máximo órgano de dirección de los populares alicantinos durante los próximos cuatro años tendrá una estructura similar a la actual, aunque con algunos pequeños matices. En primer lugar, Dolón repite como mano derecha de Císcar, y le agradece así su labor durante los dos últimos años.

En segundo lugar, Rafael Candela pasará de ser vicesecretario general de organización a coordinador general, un cargo de nueva creación similar al que obtuvo en su día a nivel regional la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, tras la marcha de Alberto Fabra. En la práctica, es un ascenso para Candela, y le confirma como otro de los hombres fuertes de Císcar.

Quizá lo más inesperado fue el nombramiento del alcalde de Benidorm, Toni Pérez, como delegado de listas. Pérez apoyó a Miguel Ortiz en la batalla con Císcar para hacerse con la Diputación tras las elecciones de 2015, por lo que su inclusión en la actual ejecutiva puede interpretarse como un gesto integrador. Además, Císcar reconoce así a Torrevieja (donde Dolón fue alcalde) y Benidorm como dos bastiones importantes para el PP de cara a las elecciones de 2019.

Del resto poco que destacar. Císcar mantiene al diputado provincial y alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, como coordinador comarcal, a pesar de estar imputado, y otro de sus hombres de confianza, Juan de Dios Navarro, ha perdido algo de poder, al pasar de ocupar la Vicesecretaría General de Economía a otra de Transparencia. El ex alcalde de El Campello, Juan José Berenguer, será el vicesecretario de Organización, Electoral y Formación, un cargo tradicionalmente importante dentro del partido.

El presidente provincial no da tampoco un cargo concreto al presidente de la Diputación, César Sánchez, aunque este forma parte de la ejecutiva de manera nata. Se sobreentiende que el cargo de Sánchez en el PP nacional como secretario de Formación hace innecesario que se le den competencias.

Otro de los puntos de atención fue el equilibrio de fuerzas en el partido en Alicante ciudad. Con la batalla por el PP local abierta, Císcar declinó manifestar sus preferencias y premió a los dos principales aspirantes a ocupar la Presidencia, el portavoz municipal Luis Barcala (será presidente de la comisión de portavoces de la oposición) y al vicepresidente tercero de la Diputación Carlos Castillo (ocupará la Vicesecretaría de Economía, Empleo y Medio Ambiente).

Al respecto, también se aceptaron enmiendas a la ponencia en el capítulo referido a las elecciones en Alicante ciudad. Una, propuesta por Ginés Lifante, para fijar en cinco los distritos la localidad, como ya se hizo en la etapa de Sonia Castedo como alcaldesa. Al respecto, se rechazó una enmienda de Diego Menor para crear un único distrito o, en su defecto, aumentarlo a ocho. La más relevante, sin embargo, es la introducción en la ponencia, a petición de Manuel Villar, de la necesidad de que los candidatos designen con anterioridad quienes van a ser sus delegados de distrito, creando así una suerte de lista electoral. Esto también permitirá, si hay una candidatura oficialista, detectarla fácilmente, al integrar a los principales candidatos.

En su discurso, Císcar anunció la creación de una Mesa Joven en el partido, compuesta por todos aquellos cargos de menos de 35 años. También reivindicó los principios aprobados en las convenciones de Benidorm y Alicante, y que se tradujeron en el lema «un afiliado un voto». «No se trata de mantener, se trata de reconquistar. Por primera vez en años celebramos un congreso provincial en la oposición. Necesitamos recuperar la confianza de los ciudadanos y tener un partido unido, serio y responsable».

Así, reconoció que «nos hemos tenido que enfrentar a las manchas de corrupción, que algunos, muy pocos pero muy indeseables, han lanzado contra este partido». «Como abogado defiendo la presunción de inocencia, pero como ciudadano entiendo el hartazgo», dijo.

Al respecto, Císcar reivindicó «los miles» de cargos del PP que «desempeñan su labor política en toda España por pura vocación». «No agachéis nunca la cabeza. Unos pocos no pueden empañar el gran servicio a España en los últimos 40 años», agregó. «Lo he dicho muchas veces: podemos meter la pata, pero no podemos meter la mano. Somos los primeros interesados en que cuando un juez diga que alguien ha robado, a la cárcel y que devuelva lo robado». Y advirtió de que «la lucha contra la corrupción no ha acabado. Hemos hecho cirugía y ahora toca prevención».

1 respuesta »