Alfaz del Pi

EL CHISTE DEL CAMELLO Y EL MORO

Un musulmán entra en el taxi. Una vez sentado, le pide al taxista que apague la radio para no oír música durante el Ramadán, tal como lo dicta su religión, y porque en tiempos del Profeta no había música, especialmente música occidental, que es la música de los infieles.

El conductor del taxi educadamente apaga la radio, se baja del taxi y se dirige a la puerta del pasajero y la abre.

El árabe pregunta:

– ¿Qué está haciendo?

Responde el taxista:

– En tiempos del Profeta no había taxis.
Bájese y espere a que pase el próximo camello.