Benidorm

Benidorm.- OPINIÓN SOBRE EL TEMA DE «CIUDADANOS POR BENIDORM»

Esperpento en Benidorm

sanz-planelles-7

MANUEL PLANELLES SAZ-PERIODISTA

La historia interminable que se está viviendo en Benidorm por el “affaire” del partido Ciudadanos por Benidorm ha tenido un nuevo capítulo. Los dos concejales cainitas, don Arturo Cabrillo y doña Francisca Ripoll, se han descolgado hoy con una nota de prensa, por llamarla de alguna manera, en la que se permiten el lujo de criticar la labor de los medios de comunicación digitales que están siguiendo este sainete. Estos dos personajes, párvulos en política, no han aprendido nada positivo en los dos años que llevan cobrando del dinero de todos los benidormenses. Gracias a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Benidorm por decisión de Leopoldo David Bernabéu, sí han aprendido el recurso de los políticos cobardes e indignos: matar al mensajero. Cuando un político se siente atrapado, pillado, criticado y se queda sin argumentos, siempre recurre a matar al mensajero. Desde la batalla de Maratón, los encargados de dar malas noticias son pasados a cuchillo.

“Desde Ciudadanos por Benidorm, en defensa de la legalidad y de nuestro prestigio político y social, reprobamos la conducta de todos aquellos medios en los que contrastar la información y verificar la autenticidad de la misma está en las antípodas de su forma de actuar”. ¡Toma ya! Dos indocumentados se permiten el lujo de juzgar a todo un colectivo. Y lo hacen ¡en defensa de la legalidad y de su prestigio político y social!

 Vamos a ver, almas de cántaro. El prestigio político no lo habéis perdido porque nunca lo habéis tenido. No es un secreto para nadie que al partido Ciudadanos por Benidorm le quedan dos telediarios como grupo político y que lo único que aquí se juega es conseguir llegar a final de legislatura cobrando un buen sueldo y percibir después dos años de paro. Esto es humano y no lo critico. La cosa está muy malita y hay que dar de comer a la familia. Pero eso de “en defensa de la legalidad” es muy discutible. La legalidad a fecha de hoy es que un juez ha dictado medidas cautelares dejando en suspensión el acoso y derribo contra el presidente del partido, el señor Bernabéu, hasta que no se celebre el juicio correspondiente. Por tanto, hasta entonces, el presidente es el fundador del grupo político que tan buen resultado obtuvo en las elecciones municipales, señor Bernabéu, y que por el egoísmo e intereses opacos de dos de sus concejales ha desilusionado a miles de vecinos de Benidorm que ven que su voto sólo ha servido para que dos paracaidistas llegados a la política en aluvión cobren lo que no se ganan.

Para seguir poniendo en antecedentes a mis lectores, les diré que el detonante de la amenaza de estos dos tragicómicos políticos de Segunda B ha sido la petición que el presidente del partido, Leopoldo David Bernabéu, a cursado al abogado don Fernando Cambronero Cánovas y a la procuradora María Dolores Such Muñoz para que dejen de representar en este proceso a los dos concejales díscolos en representación del partido Ciudadanos por Benidorm contra el presidente de Ciudadanos por Benidorm. Eso es lo mismo que si uno se denuncia a sí mismo, que sería el colmo del masoquismo esquizofrénico. Estos dos excelentes profesionales del Derecho, abogado y procuradora, deberán seguir adelante en el proceso, si así lo deciden, en representación de los dos concejales beligerantes a título personal y como personas físicas. Y por supuesto con cargo al bolsillo de doña Francisca y don Arturo, porque sería un auténtico esperpento que cobrasen del Partido Ciudadanos por Benidorm por pleitear en contra del presidente legítimo del partido, hasta que no se demuestre lo contrario.

Pero no ofende quien quiere, sino quien puede, y estos dos concejales protagonistas del sainete no pueden.

“Se advierte, que a partir de este momento, contra todos los implicados de difundir falsedades, en el sentido de cuestionar a quien le corresponde la responsabilidad de dirección de los órganos de gobierno del partido político Ciudadanos por Benidorm, se actuará en la defensa de los intereses y el prestigio del partido” (?). Literal.

 Así acaba el comunicado de los dos concejales cainitas. Confieso que no he entendido nada y ha tenido que ser mi nieto, con once años, quien me descifrara el significado del texto. Me estoy haciendo mayor. Tras la explicación pertinente de mi nieto, no han conseguido quitarme el sueño por estas amenazas veladas. Me he echado una siesta de pijama y orinal, como decía Cela.

Han conseguido que me tome interés por este asunto. Tras mi merecido descanso diario “postmangare”, unas preguntas me rondan por la cabeza. ¿Cuál ha sido el verdadero objetivo de este proceso absurdo iniciado por estos dos concejales? ¿Ha sido decisión suya o han estado dirigidos? ¿Es lícita su decisión o responden a intereses opacos y ocultos?

Estas preguntas se las haré en cuanto tenga enfrente a don Arturo Cabrillo. A doña Francisca Ripoll no tengo el gusto de conocerla tan bien. Prometo trasladarles a ustedes sus respuestas.

Mañana más de la historia interminable.