Benidorm

TURISMO

En el stand de Ucrania en Fitur: en busca de turistas para reconstruir el sector tras la guerra

PREMIUM

  • CRISTINA ALONSO

Actualizado Jueves,

El país busca el apoyo internacional para impulsar el sector en una reconstrucción rápida

Agradecimientos en el stand de Ucrania en Fitur.
Agradecimientos en el stand de Ucrania en Fitur.BERNARDO DIAZ

Al fondo del pabellón número 4 de Ifema, en una esquina, se encuentra el stand que ha cedido Fitur a Ucrania «de forma extraordinaria» para «expresar su solidaridad» con el país, tal y como explican desde la organización. Apenas una alfombra, un pequeño mostrador, un cartel iluminado y unos pocos asientos componen el espacio que se ha vendido desde las autoridades ucranianas como una oportunidad para captar turistas que se animen a visitar el país pasada la guerra.

Sobre el mostrador del austero stand, un montón de pegatinas y algunos pines en los que se puede leer: «Ukraine is the capital of brave people» o «Bravery made in Ukraine». Al lado, un taco de folletos impresos en folios en formato A4: «Come to Ukraine. There’s so much to do», rezan los carteles. La joven ucraniana del mostrador, que visita España por primera vez con motivo de la feria, explica a EL MUNDO que el objetivo último de la presencia de Ucrania en Fitur es «agradecer el apoyo a Europa».

Cuenta que, desde su casa, al sureste del país, escucha las bombas. Pero que al oeste, en las proximidades de la Unión Europea, la actividad turística se desarrolla con normalidad. Es un lugar donde van los ucranianos que buscan desconectar del horror de la guerra y también hay turismo extranjero -según explica- que acude en busca de bonitos paisajes o a esquiar en la nieve. «Cuando la guerra termine le enseñaremos a la gente del mundo entero los lugares de la destrucción», añade con cierto tono entre la esperanza y la resignación.

Y es que aunque la evolución del conflicto en Ucrania es a día de hoy una incógnita y entre los escenarios plausibles no se descarta un enquistamiento de la contienda que puede alargarse durante años, el país se está preparando para una reconstrucción rápida que pasa por un fuerte impulso al turismo, especialmente en la zona oeste, la menos afectada por la guerra y donde las infraestructuras turísticas siguen funcionando con normalidad.

«El turismo es una de las industrias que se tendrá que recuperar lo antes posible» tras la invasión rusa, afirmó este martes la presidenta de la Agencia Estatal para el Desarrollo del Turismo de Ucrania, Mariana Oleskiv, cabeza de la delegación ucraniana que se ha desplazado a Madrid para buscar apoyos en Fitur. «Necesitamos estar preparados, porque cuando el momento llegue tendremos que actuar muy rápido», aseguró.

Desde la delegación ucraniana admiten que la situación es complicada en el frente de combate, pero insisten en que las infraestructuras turísticas continúan funcionando en otras partes del país, donde «la gente sigue sus vidas, va a trabajar, a restaurantes, a teatros…». También inciden en la necesidad de recabar apoyo internacional para que cuando termine la guerra y vuelva el turismo extranjero pueda acudir no solo a los destinos tradicionales, como Leópolis o Kiev, sino también a zonas que fueron ocupadas por los rusos, donde puedan ver de primera mano las consecuencias de la guerra.

EUFORIA EN LA FERIA

El ambiente en el modesto stand ucraniano contrasta con la euforia que se respira en el resto del pabellón europeo y en el conjunto de la feria. El sector turístico patrio, en particular, exhibe músculo en el Fitur de la recuperación. Los niveles de actividad macro ya superan los datos previos a la pandemia y las empresas empiezan a visualizar un 2023 de recuperación total tras dos años de resultados lastrados por las restricciones.

El escaparate no podía ser más atractivo. «Es el momento de exhibir músculo tras los años tan duros que ha vivido el sector y este es el mejor lugar», explican desde la organización. El ambiente de optimismo se respira en todos los pabellones. Aunque la sombra de la crisis inflacionista planea sobre las conversaciones en los stands de las hoteleras, las aerolíneas o los organismos oficiales, las perspectivas del sector para este año son más que favorables.

La feria cuenta con la presencia de 8.500 empresas participantes, 755 expositores, 131 países y 90 representaciones oficiales internacionales. Todos ellos repartidos en los 66.900 metros cuadrados de los ocho pabellones de Ifema (del 3 al 10, concretamente) para presentar las últimas novedades del sector turístico nacional e internacional.

Categorías:Benidorm, Uncategorized