La Nucia

Finaliza la conexión peatonal y alumbrado entre Copet y Convent 

Esta actuación ha incluido asfaltado, acera y alumbrado

El Ayuntamiento de La Nucía ha finalizado la acera y alumbrado que une las urbanizaciones Copet y Convent de les Monges. Obras que supone una inversión municipal de 350.000 euros para reasfaltar este vial de 1,5 km., dotarlo de una acera de la que carecía, así como de alumbrado público. 

Estas obras se han realizado para dar respuesta a las peticiones vecinales y para mejorar la seguridad vial de este camino que conecta las urbanizaciones del Copet y Convent de les Monges. Un vial de 1,5 kilómetros con mucho tráfico, que cada vez es más utilizado tanto por vehículos como por peatones, y al no tener acera, ni alumbrado público, era peligroso el tránsito de viandantes. Además, se han instalado reductores de velocidad, para que los vehículos no vayan a gran velocidad que “era otra queja de los vecinos y vecinas de la zona”.

Actuación necesaria

El paso del tiempo había deteriorado el asfalto de este camino que une estas dos zonas residenciales. Además, cada vez es más utilizado por coches y peatones. “Cada vez son más los vecinos y vecinas que salen a pasear por este vial con sus perros o bicicletas, y por motivos de seguridad vial era una actuación necesaria esta inversión que convierte este camino en una calle más de La Nucía, totalmente urbanizada con su acera y alumbrado y nuevo asfaltado. De esta forma podrán pasear sin ningún peligro los nucieros y nucieras por una calle, perfectamente iluminada y con su acera” comentó Bernabé Cano, alcalde de La Nucía.

Asfaltado

Estas obras han incluido la limpieza de las cunetas, la compactación del firme, colocación de nuevas zahorras y el reasfaltado de todo este vial de 1,5 kilómetros que une la urbanización Copet con la rotonda de entrada a la Urbanización Convent de les Monges, en el Camí de la Monja. También se instalaron diferentes badenes para reducir la velocidad de los coches y motos.

Acera y Alumbrado

En la segunda parte se ha complementado la actuación con la instalación de una acera de 1,5 kilómetros que antes no existía, con un bordillo perimetral en ambos lados. Unos 2.200 metros cuadrados de acera ancha por donde poder pasear con carrito de bebés. A su vez se instalaron 23 farolas en la acera, para convertir este vial en una nueva calle de La Nucía, perfectamente equipada. El objetivo final era mejorar la seguridad vial de peatones, bicicletas y vehículos en este camino cada vez más transitado, ya que une dos urbanizaciones.

Categorías:La Nucia