Alfaz del Pi

DILIGENCIAS

Opinión

El PP debe renovar el CGPJ

PREMIUM

  • JOSU DE MIGUEL

Actualizado Domingo, 1 enero 2023 –

Felipe VI, en su discurso de Navidad.
Felipe VI, en su discurso de Navidad.
BallesterosEFE

El martes pasado pudimos comprobar que los discursos del Rey tienen efecto en los órganos constitucionales: el CGPJ se apresuró a designar a los dos magistrados del TC que le corresponden después de meses de parálisis como consecuencia de la nefasta política de cuotas que no nos cansamos de denunciar. Recuérdese que moderar el funcionamiento regular de las instituciones es una de las tareas que la Norma Fundamental atribuye al jefe del Estado. La explícita alusión de Felipe VI a la «erosión institucional» que padecemos la pasada Nochebuena tampoco debería caer en saco roto para los principales actores del sistema político: los partidos.

El PP rompió las negociaciones con el PSOE y el Gobierno para renovar los vocales del CGPJ como consecuencia de una reforma del Código Penal pensada para satisfacer a los independentistas. La confusión de planos afecta de lleno al órgano: por un lado, como se ha demostrado en el empeño en nombrar al magistrado Bandrés para el TC, resulta contrario a la separación de poderes que el Ejecutivo maneje de forma descarada la voluntad de algunos vocales del CGPJ. Por otro, el PP no es consciente de que una cosa son las opciones legislativas de una mayoría y otra el funcionamiento regular de las instituciones que antes aludíamos.

Tanto la Unión Europea como el Consejo de Europa han reclamado a España que renueve el CGPJ después de cuatro años de bloqueo. Y es verdad, ambas organizaciones vienen señalando que la forma de elección del órgano de gobierno del poder judicial debería obedecer a un mecanismo mixto en el que participen el Parlamento y los jueces. Que esa opción sea coincidente con la propuesta del PP no implica que no haya que cumplir con la Constitución y el sistema de elección vigente: la formación de Feijóo puede llevar a su programa los cambios que considere necesarios para la LOPJ y que los votantes decidan.

Pero hay una razón más para acordar la renovación del CGPJ: el PP no es capaz de construir narrativas políticas sólidas. La izquierda, muy superior en la cuestión comunicativa, ha reforzado el relato de que la derecha ha secuestrado el poder judicial. Un acuerdo en la materia impediría a Sánchez usar la alerta antidemocrática con la que siempre moviliza a su electorado.