Benidorm

Benidorm instala un bombeo solar fotovoltaico en la ETAP para ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2

BENIDORM JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ DE ZÁRATE MARINA BAIXA

La actuación, subvencionada por la Diputación, prevé un ahorro energético de 31.750 kWh y 12.446 kg de dióxido de carbono al año

El Ayuntamiento de Benidorm ha iniciado las obras de conversión del bombeo de agua potable de la ETAP a bombeo solar fotovoltaico, una actuación que se está ejecutando sobre la cubierta del depósito principal de agua de la Estación, ubicado en la avenida Beniardá. La conexión se realizará en la red interior de las instalaciones particulares de consumo.

Estas obras se centran en la implantación de una instalación solar fotovoltaica para autoconsumo conectada a la red interior para alimentación del sistema de bombeo y están financiadas al 100% por la Diputación Provincial de Alicante, que se encarga de la contratación y la dirección de las obras necesarias.

La intervención se enmarca en el Plan Provincial de Ahorro Energético, anualidad 2019, al que se pudo adherir el Ayuntamiento de Benidorm por haber tenido redactado el Plan de Acción de Energía Sostenible.

Con este sistema, ha explicado el concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, “el agua se bombeará utilizando como fuente de energía la radiación captada por los paneles solares”. De esa forma, la energía lumínica solar obtenida se transformará en corriente continua que alimentará un variador de velocidad. Este, a su vez, alimentará una bomba de corriente alterna para poder elevar el agua hasta un depósito de almacenamiento del cual se distribuye a la red mediante gravedad.

González de Zárate ha apuntado que este sistema ofrece numerosas ventajas entre las que ha destacado “un ahorro energético respecto al suministro de red estándar, una reducción de las emisiones de CO2 y otros contaminantes y la mejora de la eficiencia y el rendimiento de las bombas gracias al uso de un variador de frecuencia, entre otras”.

Además, este sistema permite tener un precio de producción del kWh fijo frente al aumento constante del precio de la energía y la potencia contratada. Igualmente la vida útil de la instalación se prevé que alcance los 25 años con un mantenimiento casi nulo.

Una vez implantado el nuevo sistema, la previsión indica que el bombeo anual será de 52.926 metros cúbicos, lo que supondrá un ahorro energético de 31.750 kWh. Teniendo en cuenta ese consumo, las emisiones anuales de CO2 también permitirán ahorrar 12.446 kilos al año.

El edil ha resaltado al respecto que la ejecución de esta actuación “favorece la consecución de los objetivos de panificación estratégica municipal en materia de ahorro y eficiencia energética que ya están previstos en nuestro Plan de Acción de Energía Sostenible y el Plan Director de Autoconsumo en Edificios Municipales, así como en la implementación prevista de energías renovables”.

“Desde el año 2015 decidimos apostar fuertemente por la sostenibilidad y la eficiencia energética y no hemos parado desde entonces porque es una de las principales líneas de actuación de este gobierno. Por eso, en este tiempo, no solo estamos acometiendo todas las actuaciones para mejorar nuestra sostenibilidad sino que tratamos de acceder a todas las ayudas y subvenciones que se ponen a nuestra disposición por parte de cualquier administración pública” ha concluido González de Zárate.

Categorías:Benidorm