Callosa

CALLOSA D’EN SARRIÁ-PALAZÓN

Es pueblo de transición

entre el mar y la montaña,

entre las sierras de Bernia,

del Xortá y de la Aitana.

Su principal atracción

es una bella fontana

de donde nace el Algar,

todo un tesoro de agua

que desemboca en Altea,

una ciudad muy cercana.

Fue señorío de Sarrià

en épocas muy lejanas,

y, antes, su origen fue

una alquería musulmana.

El pueblo antiguo embelesa

por su belleza probada:

el lavadero de antaño,

donde siempre se lavaba,

y callejuelas estrechas

ligeramente empinadas.

Y de San Juan Bautista,

la iglesia, que tiene fama

de ser, quizá, la más grande

de esta tierra valenciana.

La Virgen de las Injurias

es la imagen venerada        

por todos los callosinos;

a esta virgen le cantaban

unos gozos muy solemnes,

después de ser restaurada.

Hay vestigios de un castillo,

quedan restos de murallas.

Ya fuera de la ciudad,

mas no lejos en distancia,

llegar al fuerte de Bernia

es excursión obligada,

entre nísperos y almendros, 

fresas, limones, naranjas…

Como fiestas, predominan

en esta villa afamada

las de Moros y Cristianos,

por todos muy alabadas.

También en julio celebran

las tradicionales danzas

que tienen doscientos años

y de Sant Jaume llamadas.

Y de la gastronomía,

por todos muy celebrada,

hay que destacar el “minxo”,

una especie de empanada,

el puchero con pelotas

y otras cosas variadas. 

Categorías:Callosa, CALLOSA DEPORTES