Benidorm

InTempo, el rascacielos residencial más alto de Europa, estará acabado (por fin) en julio

about:blank

El inmueble empezó a construirse en el año 2007, pero la crisis paralizó las obras. El nuevo proyecto culminará el mes que viene

 Comentarios

Autor:Redacción

InTempo cuenta los días para ver culminada su construcción. El rascacielos residencial más alto de toda la Unión Europea estará terminado en julio, 14 años después del inicio de las obras.

El edificio, que fue uno de los iconos de la burbuja inmobiliaria, está situado en la playa de poniente de Benidorm y cuenta con 198 metros de altura (200,2 metros si se suman las torres de la cubierta) y un total de 47 plantas. 

En los últimos años, el fondo SVP Global, propietario del edificio desde finales de 2017, ha decidió dar un lavado de cara al inmueble para actualizar las viviendas a la demanda actual. Antes de llegar a manos del fondo, InTempo fue propiedad de Sareb, después de que la quiebra de la promotora Olga Urbana en 2014. 

El proyecto de reforma que arrancó en noviembre de 2019 ha sido desarrollado por la promotora Uniq Residential y la constructora Dragados, y contempla un total de 256 viviendas de lujo y 13.000 m2 de espacios comunes, entre las que se incluyen un gimnasio y una zona ‘wellness’ en las últimas dos plantas del edificio. 

De momento, están reservadas el 40% de las viviendas, cuyos precios parten desde los 250.000 euros, aunque las unidades más exclusivas superan el millón de euros. Desde la primera planta hasta el piso 22 se encuentran las viviendas más asequibles, mientras que las que se encuentran entre las plantas 38 hasta la 45, donde se encuentra el famoso diamante, son las más lujosas. Disponen de cuatro habitaciones, tienen unos 250 m2 y vistas al mar y a la montaña, además de disponer de un espacio diáfano.

“La finalización de las obras del edificio Intempo supone un gran hito en el ámbito residencial, no solo local, sino también nacional e internacional, que atiende a la demanda más exclusiva del mercado”, explica Àngel Gregori, director de Ventas y Marketing de Uniq Residential. 

Desde la promotora explican que el lujo y la particularidad de este gran edificio han atraído a muchos clientes extranjeros, como rusos, nórdicos, franceses o alemanes, pero también se han apreciado un gran número de reservas por parte de españoles. Desde que se iniciara el proceso de venta de las viviendas, se han podido observar tres perfiles: el de residente, que usaría el piso durante los periodos vacacionales; el de inversor, que tiene el objetivo de obtener un beneficio económico a través de la rentabilidad del alquiler, y uno mixto, para disfrutarlo una parte del año y otros meses alquilarlo.

La entrada al edificio cuenta un gran ‘lobby’ de entrada, con una extensión de 600 m2, que contará con acceso para vehículos. En la parte posterior del edificio se podrá disfrutar de una piscina de estilo playa y una piscina infantil que ocupan una superficie total de 4.300 m2. También cuenta con una zona para niños de más de 1.000 m2, así como un restaurante exclusivo para propietarios con terraza de 1.200 m2 y de una lámina de agua de 80 m2. Ya en las dos últimas plantas (46 y 47), el edificio cuenta con un espacio ‘wellness’ en el que los inquilinos podrán disfrutar de piscina ‘infinity’zonas de masajesauna, gimnasio y ‘jacuzzis’. Los propietarios también tienen acceso a, fisioterapeuta, entrenador personal, recogida en aeropuerto o servicios de gestión de alquileres.

Uniq Residential
Uniq Residential