Altea

Independentistas abuchean a la diputada de Vox Macarena Olona al grito de «Alicante será la tumba del fascismo»

POLÍTICA

La parlamentaria había acudido a un acto en la Universidad en defensa del español

D. A.ALICANTE

 Actualizado

Un grupo de jóvenes ha protestado en el campus de la Universidad de Alicante por la presencia de la diputada de Vox Macarena Olona, a quien han recibido entre gritos con lemas como «Alicante será la tumba del fascismo» o «Als Països Catalans en català!».

La concentración se ha producido a las puertas de la Facultad de Educación, donde Olona ha acudido a una mesa redonda sobre «La defensa de la lengua española» organizada por el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Alicante y que ha provocado las críticas de varios grupos de estudiantes, como la Assemblea antifeixista de la Universitat d’Alacant o FEU Alicante.

La diputada del Congreso ha manifestado su «satisfacción» por volver a su universidad, donde tuvo «el placer» de cursar sus estudios de Derecho. «Hoy vuelvo después de veinte años a la que es mi tierra, mi universidad, donde tenemos libertad, a pesar de que cuatro intolerantes, los mismos de siempre, que se hacen llamar a sí mismos antifascistas, hayan venido a recepcionarnos», ha aseverado.

Los asistentes han gritado también «Fuera fascistas de la universidad» y han mostrado una pancarta de Arran l’Alacantí y Endavant en la que se podía leer ‘Per Enric Valor, l’Escola en valencià, la nostra llibertat. Als Països Catalans en català!’.

Contra el Consejo de Estudiantes

Se ha sumado a las quejas Alacant pel valencià, que, en un comunicado, ha reclamado del Rectorado de la UA y del Decanato de la Facultad de Educación «hacer efectivo, real y tangible su posicionamiento en defensa del valenciano».

«Este posicionamiento, que sabemos que es sincero por parte de las instituciones universitarias, queda en papel mojado cuando se regala el espacio a aquellos partidos que quieren reducir el valenciano a una anécdota folclórica. Las políticas y acciones del partido presente en la mesa redonda son un claro ejemplo», argumentan.

En esta línea, emplazan a la universidad alicantina a «revisar los mecanismos de representación y participación» que permitan, por ejemplo, el presidente del Consejo de Estudiantes, «utilice sus responsabilidades institucionales para hacer propaganda del odio y la intolerancia».