LA VILA DEPORTES

EN EL CARRER BENIARDÁ.-Proyectan un nuevo Mercadona en la zona de Poble Nou de la Vila Joiosa

Alba Mercader

 Parcela en la que está previsto ir el nuevo Mercadona.

30/04/2021 – 

LA VILA JOIOSA. El Ayuntamiento de la Vila Joiosa ha sacado a exposición pública el Plan de Reforma Interior (PRI) de la manzana número 1 del Plan Parcial del sector PP-16, La Malladeta. Una modificación de la parcela presentada por su propietario, la empresa valenciana Medcap Value Add Development SL que servirá para cambiar su uso, de residencial a terciario. Según explicó el concejal de Urbanismo, Pedro Alemany, una vez pase la exposición pública, se aprobará por pleno y la mercantil tendrá que presentar su proyecto, que en principio, será para la construcción de un nuevo Mercadona en el carrer Beniardá.

Hay que tener en cuenta que una de las modificaciones que trae este PRI es que gran parte de la manzana reducirá la altura máxima edificable total de seis alturas a dos, y un aumento de la ocupación en planta. En el planteamiento argumentan que la bajada de la altura edificable podría entenderse como una mejora, al suponer la reducción de las pantallas arquitectónicas de la zona costera. Para ello, ya cuentan con el informe ambiental favorable. Consta por tanto en el expediente la documentación expedida por diferentes departamentos como la Confederación Hidrográfica del Júcar; la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte; la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública; o la Dirección Territorial de Alicante de Urbanismo y Ordenación Territorial.

Según el PRI presentado, “se viene observando que la zona sur del municipio arrastra un déficit de parcelas adecuadas para la implantación de actividades comerciales del tipo supermercado de medio tamaño (rondando los 3.000 metros cuadrados)”. Razonan en el documento que se debe a que en la regulación urbanística el terciario comercial se sitúa exclusivamente bajo las edificaciones residenciales. 

Como consecuencia, señalan que “los locales resultantes o bien no cuentan con el tamaño necesario o bien las dificultades de su implantación en urbanizaciones residenciales está frenando o impidiendo su aparición”. Sin embargo, menciona que en aquellos casos en que sí se han previsto edificaciones de uso exclusivo terciario la ubicación elegida para las mismas, o su configuración geométrica, no dan respuesta a la demanda existente.

Por todo ello, consideran que es de interés para el municipio promover las modificaciones de planeamiento para adaptar la regulación urbanística “a las necesidades cambiantes de los sectores económicos y productivos”. Manifiestan así que ante “una evidente demanda de parcelas de estas características” se permitirá la implantación, regulada y progresiva, de instalaciones comerciales de esta naturaleza en puntos concretos del territorio.