Altea

LEIDO EN “EL MUNDO” URBANISMO Dueños del PAI de Altea reclamarán indemnizaciones por sus ‘recortes’

  • El dictamen incide en que se les resta cota de elevación y se suprime una altura

  • El pleno debate hoy si aplica los cambios tras las advertencias de Rover Alcisa

El acceso a las instalaciones deportivas de Porto Senso en Altea.

El acceso a las instalaciones deportivas de Porto Senso en Altea.LARS TER MEULEN

R.N.G.Altea

Los ajustes que el Ayuntamiento de Altea pretende introducir en el Plan Parcial Mar y Montaña II, más conocido como Porto Senso, no sólo ha suscitado las advertencias de la empresa que adquirió los derechos urbanísticos de su desarrollo, Rover Alcisa. Según pudo constatar ELMUNDO, algunas de las sociedades propietarias del suelo (Sauco inversiones y Expagrill) también han advertido a los representantes municipales de que la aplicación de las ordenanzas urbanísticas para fijar criterios de sostenibilidad económica y ambiental que ya se han aprobado para otros 12 planes parciales del municipio lesionará sus intereses puesto que, a su juicio, conlleva la reducción de la superficie edificable y la modificación de la tipología de los edificios. Esas dos circunstancias, concluyen, les ocasionará un claro perjuicio que dará lugar a la futura reclamación de indemnizaciones por «un alto valor económico, tal como corresponde a los productos de alta calidad que se suprimen».

Así lo ponen de manifiesto a través de un informe técnico elaborado por el reconocido arquitecto-urbanista Gerardo Roger Fernández Fernández, que ha colaborado en la redacción de la legislación urbanística estatal, que ayer quedó registrado en el ayuntamiento alteano y que ya estaría en manos de todos y cada uno de los regidores que hoy deben ratificar en el pleno la propuesta de modificación del controvertido plan.

El informe coincide con la tesis apuntada por Rover Alcisa: los cambios propuestos merman los aprovechamientos urbanísticos en la medida en que rebajan las alturas (de cuatro se pasan a tres) previstas en el proyecto original firmado por Jean Nouvel y se reduce la superficie de suelo ocupable hasta en un 53% (al menos por lo que respecta a las parcelas de su propiedad) al suprimir como edificables las zonas de mayor altitud y obligar a respetar tanto la topografía natural del terreno como la vegetación y el arbolado existente.

El estudio insiste en que esas modificaciones tienen una directa repercusión en la comercialización de las futuras viviendas, en la medida en que afecta a la «privilegiada localización en los mejores emplazamientos (cotas más altas y cuartas plantas). En esta línea, incluso llega a precisar que el daño que se causaría es «cuantificable exactamente en términos económicos» tras la elaboración de un estudio de mercado sobre el valor del suelo residencial en la zona.

A priori, los grupos políticos con representación en el ayuntamiento (PP, Cipal, PSPV y Compromís) no tendrán en cuenta este nueva advertencia en el pleno de hoy. Cuando trascendió la carta de Rover Alcisa, ratificaron que no admitirían presiones y que los técnicos municipales habían confirmado que no se reducía la edificabilidad.

Categorías:Altea